Gracias

Estamos añadiendo este producto a tu carrito

¡Envío gratis al gastar 80€!

PAGO SEGURO

Servicio al consumidor de por vida

Es comúnmente conocido que la exfoliación es un paso para el cuidado de la piel que no debe perderse, pero ¿sabemos realmente por qué es tan importante? ¿Cómo podemos asegurarnos de que nuestra piel obtenga la exfoliación que necesita?

¿Qué es la exfoliación?

La exfoliación es el proceso de eliminar las células muertas de la superficie de la piel. Hay dos tipos principales de exfoliación: química y mecánica.

La química implica el uso de ácidos especialmente formulados para alentar a tu piel a eliminar naturalmente las células que ya no necesita, mientras que la exfoliación manual utiliza exfoliantes y herramientas de belleza para eliminar físicamente esas células de la capa superior de la piel.

¿Qué necesito para exfoliar?

Aunque es un proceso natural, a medida que envejecemos nuestra piel disminuye la velocidad a la que es capaz de eliminar esas células de forma natural, lo que puede dar como resultado una piel más apagada.

Ahí es donde este paso de belleza se vuelve menos un complemento y más esencial para tu rutina.

La cantidad de exfoliación que necesitas hacer cada semana realmente depende de tu tipo de piel y preocupaciones particulares, realmente varía de persona a persona. Los tipos de piel sensible deben exfoliarse una vez por semana, mientras que otros pueden exfoliarse 2-3 veces por semana.

Recomendamos prestar mucha atención a cómo responde tu piel al tratamiento para evaluar la frecuencia adecuada para usted.

¿Cuál es la mejor forma de exfoliar?

Cuando se trata de exfoliación manual, elegir la herramienta de belleza adecuada es clave.

Prueba uno de nuestros dispositivos de microdermabrasión para obtener un tratamiento satisfactorio y completo en tu cara, o simplemente opta por un lija de pedicura para eliminar los parches. Si deseas que tus productos para el cuidado de la piel hagan el trabajo duro por ti, prueba nuestra última gama de dispositivos de mascarilla.

Al ofrecer una gama de fórmulas únicas, es la manera perfecta de adaptar tu tratamiento a tus necesidades particulares de cuidado de la piel, permitiéndote cambiarlo según la temporada y cualquier factor externo.

Independientemente del método que elijas, recuerda terminar con crema hidratante. La exfoliación revela la piel más nueva y de aspecto más joven que se encuentra debajo, así que asegúrate de que esté completamente hidratada para que se vea mejor.

Lo que dice nuestra experta…


La exfoliación es un paso clave que muchos de nosotros pasamos por alto en nuestras rutinas semanales. Sin embargo, puede hacer una gran diferencia en la apariencia de tu piel. Te sorprenderá cómo este simple paso puede llevarte más lejos en tu viaje para mantener un cutis impecable y nutrido.