Gracias

Estamos añadiendo este producto a tu carrito

¡Envío gratis al gastar 80€!

PAGO SEGURO

Servicio al consumidor de por vida


Es una tecnología que las celebridades adoran, pero ¿qué es realmente la microcorriente y cómo funciona?

¿Qué es la microcorriente?

Utilizada en clínicas y consultorios médicos, la microcorriente es una corriente de bajo nivel que se utiliza para tonificar y reafirmar la piel.

Conocida principalmente por sus habilidades antiedad, funciona imitando la corriente natural del cuerpo, y puede proporcionar resultados antiedad instantáneos y a largo plazo si se usa correctamente.

Su uso más común es para tonificar la cara, sin embargo, la microcorriente también se puede encontrar en dispositivos que tonifican el cuerpo. La microcorriente se inventó en la década de 1980 como un "estimulador muscular".

Se usan para tratar la parálisis de Bell, una afección que causa debilidad temporal y flacidez en la piel debido a la parálisis nerviosa.

¿Qué es un tratamiento facial de microcorriente?

Un tratamiento facial con microcorriente se suele denominar estiramiento facial "natural", ya que el tratamiento no es invasivo y es completamente indoloro. El tratamiento funciona emitiendo niveles extremadamente bajos de corrientes eléctricas (de ahí el nombre de "micro" corriente).

Las microcorrientes funcionan a nivel celular para reparar la piel dañada y acelerar la producción de las células "juveniles" de la piel, conocidas como colágeno y elastina. A menudo se conoce como un "entrenamiento para la cara", ya que crea un efecto tonificante y esculpidor al descomponer las células de la piel dentro de la cara y permitir que vuelvan a crecer más fuertes.

Es muy similar al efecto que el ejercicio tiene en el cuerpo, descompone el tejido muscular y le permite volver a crecer más grande y más definido.

¿Puedo recrear un tratamiento facial de microcorriente en casa?

Sí. Hay muchos dispositivos faciales de microcorriente para tonificar efectivos y que puedes usar en casa.

El más conocido es el de la marca NuFACE, quienes han creado una serie de dispositivos de Microcorriente para la cara y el cuerpo.

Creada por la esteticista Carol Cole y sus hijas, creó la marca después de trabajar en muchos clientes que tenían preocupaciones recurrentes; párpados caídos, pérdida de contorno y simplemente con un aspecto "cansado".

Los dispositivos han sido clínicamente probados para ayudar a reafirmar, tonificar y reducir la apariencia de arrugas.

Lo que dice nuestra experta…

Una microcorriente es una forma rápida, fácil y rentable de tersar y tonificar la piel. Para obtener resultados a largo plazo, la clave es ser consistente con tus tratamientos. También hay muchos dispositivos del tamaño perfecto para viajar, lo que significa que puedes hacer tus tratamientos de tonificación donde sea que estés.