Fundadas por mujeres: Tania Boler, Fundadora y CEO de Elvie

Fundadas por mujeres: Tania Boler, Fundadora y CEO de Elvie

 En homenaje al Día Internacional de la Mujer del 8 de marzo, , hemos dedicado un mes entero a celebrar todo lo femenino. Desde fundadoras de marcas y productos innovadores hasta líderes de opinión en la industria, echamos un vistazo al trabajo, la vida y los secretos detrás de algunas de las mujeres más exitosas del mundo de la belleza. 


Innovadora, CEO y solucionadora de problemas para miles de mujeres: todo en un día de trabajo para Tania Boler, CEO y fundadora de la revolucionaria marca de tecnología para mujeres Elvie.

Fundando la marca después de notar una verdadera falta de tecnología para ayudar con problemas centrados en las mujeres, sus productos han transformado la vida de las mujeres que sufren de debilidad e incontinencia en el suelo pélvico.

Hoy, Tania lidera un equipo de más de 100 personas en oficinas desde Londres a Shanghai.

Nos encontramos en su oficina de Londres para discutir sus secretos para el éxito, los mayores desafíos que se enfrentó en el camino y cómo planea continuar cambiando las vidas de las mujeres a nivel mundial con sus revolucionarios dispositivos.

 

¿Qué hacías antes de Elvie? 


Nunca pensé que empezaría un negocio, antes de Elvie estaba trabajando en investigación de salud de la mujer, trabajando en muchos países diferentes en todo el mundo.

Y luego me convertí en madre y me di cuenta de que había una brecha real en la tecnología para las mujeres.

¿Cuál es la historia detrás de la marca? 

Nunca tuve el deseo de crear una empresa, pero siempre he sido una solucionadora de problemas de muchas maneras.

Descubrí que convertirse en madre era un verdadero shock para el sistema y no me había dado cuenta de cuánto cambio experimenta tu cuerpo.

Cuando estaba embarazada, estando en una clase de pilates, la insutructora me dijo "Tania, lo más importante que debes hacer como mujer es cuidar tu suelo pélvico", y en este punto, ni siquiera sabía lo que era.

 

Cuando estaba embarazada, estando en una clase de pilates, la insutructora me dijo "Tania, lo más importante que debes hacer como mujer es cuidar tu suelo pélvico", y en este punto, ni siquiera sabía lo que era.

 

 

Así que fui a casa y hablé con mi marido, que es francés, y estaba tan sorprendido de lo poco que sabía al respecto, ya que en Francia las mujeres se cuidan de manera muy diferente.

Así que comencé a investigar y leer sobre eso, y me di cuenta de que es un gran problema para las mujeres, y fue cuando se me ocurrió el primer producto, entrenador personal Elvie

¿En qué momento dejaste tu trabajo diario?

¡Apliqué a un concurso de innovación y gané! Ese fue el día que dejé mi trabajo y todo cambió.

Renuncié a mi trabajo y realmente no sabía lo que estaba haciendo, pero sabía desde el punto de vista de las mujeres, que hay de nuestros cuerpos y feminidad que no hablamos, así que lo único que sabía era que podía realmente abordar el problema como usuario.

 

Pensé como mujer, si quiero hacer mis ejercicios del suelo pélvico, ¿por qué debería acostarme en una cama en un hospital y estar conectada a una máquina horrible?

 

 

Pensé como mujer, si quiero hacer mis ejercicios del suelo pélvico, ¿por qué debería acostarme en una cama en un hospital y estar conectada a una máquina horrible?

¿Qué pasaría si pudieras tener algo con lo que pudieras andar por casa y fuese divertido, como un entrenamiento personal que fuera motivador, rápido, llevara 5 minutos y fuese fácil?  

Esa era la ambición que tenía por el producto.

¿Cómo hiciste para crear el primer producto?

No tenía idea de cómo hacerlo, no soy ingeniera, pero un día salí a recaudar dinero y conocí a Alex, que había creado Jawbone, una marca de tecnología premium, después de empezar la universidad.

Realmente me ayudó a encontrar el mejor talento tecnológico, contratamos a los mejores ingenieros y los mejores diseñadores de productos, fue entonces cuando nació el Elvie Trainer

¿Qué te inspiró a crear unos productos "fuera de lo habitual"?

Con Elvie Trainer, no solo queríamos crear un dispositivo de salud, queríamos cambiar la forma en que las personas pensaban sobre sus cuerpos.

Lo hicimos adaptando cosas sutiles como cambiar el idioma y colocándolo más como un producto de belleza y lifestyle.

Después de trabajar en tecnología, me di cuenta de que el problema era mucho más grande y que la salud y el bienestar de las mujeres se pasaban por alto por completo, en parte porque era una industria dominada por hombres.

 

Empecé a pensar en los peores productos para mujeres y me di cuenta de que el que podía optimizar más era el extractor de leche. Es un dispositivo tan horrible y bárbaro: es grande, es engorroso, así que pensamos en romper con las reglas y comenzar de nuevo.

 

 

 

Empecé a pensar en los peores productos para mujeres y me di cuenta de que el que podía optimizar más era el extractor de leche. Es un dispositivo tan horrible y bárbaro: es grande, es engorroso, así que pensamos en romper con las reglas y comenzar de nuevo.

¿Qué pasaría si pudiéramos crear algo que sea tan divertido y fácil de usar? Puedes ponerlo en tu sostén, dejarlo y nadie sabe que lo estás usando.

Cuando pienso en por qué he diseñado estos productos, en su mayoría, ha sido por ira. ¿Por qué nosotras, como mujeres, tenemos que lidiar con productos tan mal diseñados?

Cuando hablas con mujeres que han usado sacaleches anticuados, dicen que se sienten "como una vaca". Es lo mismo con los entrenadores del suelo pélvico anticuados: son literalmente como dispositivos tortuosos.

¿Por qué ser mujer significa que tenemos que lidiar con un diseño tan malo y malas experiencias?

¿Cuál ha sido el mayor desafío al que te has enfrentado en el trabajo y cómo lo has superado?

Creo que lo más difícil al crear Elvie fue al principio cuando todos dijeron que estábamos locos.

Estábamos desarrollando algo que todo el mundo dijo que sería imposible, todos dijeron que nunca lo pondríamos en venta, nunca conseguiríamos que las celebridades hablaran sobre eso, simplemente no iba a funcionar, y eso fue realmente difícil, especialmente cuando estás hablando con inversores y necesitas dinero.

 

Creo que lo más difícil al crear Elvie fue al principio cuando todos dijeron que estábamos locos.

 


La clave para mí fue concentrarme en las mujeres que estábamos tratando de ayudar, y luego el resto simplemente siguió.


¿Cuál es el secreto del éxito?


Mirando hacia atrás, creo que la clave es mantenerse concentrada. Creo que, como emprendedora, puedes pasar todo el día saliendo, perfeccionando tu presentación, tomando muchos cafés pero, en última instancia, debes concentrarte en el producto.

Si pudieras darle a tu yo más joven un consejo, ¿cuál sería?


Sería dejar de preocuparse tanto por lo que piensa la gente. Creo que a menudo pasaba mucho tiempo tratando de complacer a otras personas.

Pasaba mucho tiempo tratando de que la gente me quisiera y creo que muchas mujeres jóvenes a menudo pueden ser así.



Creo que una vez que podamos ser lo suficientemente valientes para ser más directos y honestos, tendremos mejores relaciones y podremos hacer más.


¿Qué le dirías a quienes están demasiado avergonzadas para hablar sobre problemas femeninos como problemas del suelo pélvico o incontinencia?

Lo increíble del suelo pélvico es que 1 de cada 3 mujeres padecen problemas que pueden solucionarse con un simple ejercicio.

Tu suelo pélvico es parte de lo que te hace mujer, está en el centro de ti, tiene que ver con tu sexualidad, feminidad, es cómo das a luz, debes cuidarlo y creo que la gente está empezando a darse cuenta ahora.

Anterior

Fundadas por mujeres: Tera Peterson, Co-Fundadora y CEO de NuFACE

Siguiente

Fundadas por mujeres: Ada Ooi, Fundadora de 001 Skincare London

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados