Cómo usar el Foreo Luna

Cómo usar el Foreo Luna

Si ya has adquirido un dispositivo Foreo Luna – o si estás pensando en hacerlo – puede que te preguntes cómo sacarle partido a esta pequeña maravilla para el cuidado de la piel. Es una pregunta recurrente entre nuestras clientas, así que no estás sola. Como propietaria de una Luna, suelo utilizar este dispositivo cuando estoy viajando y no quiero ocupar mucho espacio en mi equipaje de mano con mi Clarisonic Plus. Lo más importante que hay que recordar sobre cualquier dispositivo para el cuidado de la piel es escuchar a tu piel y adaptar el uso del dispositivo a sus necesidades. No hay una única solución para la limpieza del cutis, así que lo ideal es dedicarle un poco de tu tiempo a conocer el dispositivo y aprender cómo tu piel reacciona a él.

10_2015_How to use the FOREO Luna

Cómo usar el Foreo Luna

Paso Uno: Ten a mano todo lo que necesites y asegúrate de que tu Foreo Luna esté cargada.

Paso Dos: Humedece tu piel con agua templada y después aplícate la cantidad habitual de tu limpiador preferido en el rostro.

Paso Tres: Enciende tu Foreo Luna pulsando el botón principal; esto activará el modo de limpieza. Puedes ajustar la velocidad usando los botones + y –. El modo de limpieza recordará tus preferencias la próxima vez que lo utilices. El cronómetro está diseñado para dedicarle 15 segundos a cada sección del rostro y las pulsaciones se detendrán momentáneamente para indicar cuándo deberías desplazar el dispositivo a otra área.

Paso Cuatro: Empezando por la barbilla, trabaja hacia arriba hasta la oreja y hacia atrás sobre tu mejilla hasta el centro del rostro. Repite el proceso en el otro lado del rostro. A continuación, limpia tu frente con movimientos suaves desde la parte central. Por último, limpia tu nariz moviendo el dispositivo hacia arriba y hacia abajo a ambos lados de la nariz. Algunas personas también prefieren reducir la velocidad en este punto para limpiar el contorno de los ojos.

Paso Cinco: Pulsa el botón central de nuevo para poner el dispositivo en modo de espera. Aclárate el rostro para eliminar los restos de limpiador y aclara también tu dispositivo bajo un chorro de agua tibia.

Paso Seis: A algunas personas (entre las que me incluyo) les gusta secarse el rostro y aplicar la hidratante de su elección. Otras prefieren esperar al final para hacerlo - ¡depende de ti!

Paso Siete: Pulsa de nuevo el botón central para activar el modo antiedad. Usando la parte posterior del dispositivo con los surcos suaves, presiona durante un minuto las áreas problemáticas de tu rostro donde la tensión muscular puede crear arrugas o donde su aparición puede aumentar. Con esta función se pueden tratar las arrugas de la frente, las patas de gallo y las líneas de expresión.

Paso Ocho: Pulsa de nuevo el botón central para apagar el dispositivo. Límpialo y acláralo de nuevo y guárdalo en un lugar seco.

Cuidado y Mantenimiento de la Foreo Luna

Tu dispositivo Foreo Luna es uno de los más higiénicos de entre los dedicados a la limpieza de la piel que hay en el mercado. Su superficie de silicona es increíblemente fácil de limpiar y con los cuidados adecuados, tu dispositivo tendrá una larga vida útil.

Consejos para mantener tu Foreo Luna en condiciones óptimas

  • Lava tu dispositivo con agua tibia y jabón tras cada uso. Acláralo con agua limpia y sécalo sólo con una toalla o paño que no genere pelusas.
  • Evita limpiadores a base de arcilla, limpiadores a base de silicona o granulados así como limpiadores abrasivos o ásperos, ya que con el tiempo erosionarán los nódulos de silicona de tu Foreo Luna.
  • No dejes tu dispositivo bajo la luz directa del sol.
  • No limpies tu dispositivo con ningún limpiador agresivo que contenga alcohol, bencina o acetona, ya que te irritarán la piel.
  • Te recomendamos que no compartas tu dispositivo, ya que esto podría contribuir a la acumulación de bacterias.
Anterior

Determinar tu tipo de piel con la escala Fitzpatrick

Siguiente

Cómo utilizar el dispositivo de nanocorriente ZIIP Beauty